Skip to main content

Turista tuvo que pagar más de 200 mil pesos en playa pública de Cartagena

Y es que, constantemente, se registran denuncias sobre cobros excesivos en las playas de Colombia, sobre todo en la capital de Bolívar.

Imagen de Referencia - Google

El colmo: así califican en redes sociales el cobro por ‘servicio’ que le hicieron a una turista colombiana en Playa Blanca en Cartagena. La denuncia fue hecha por Twitter y rápidamente se volvió viral por la exagerada suma.

“Por eso odio ser turista en mi propio país. Alquilen que me diga desde cuando uno tiene que pagar 250 mil pesos en servicio por sentarse en una playa pública?? PLAYA BLANCA es lo peor que tiene Cartagena. por favor HASTA CUANDO EL ROBO. Difundan!!!!!” (sic), publicó la cuenta Febe López en Twitter.

El trino estuvo acompañado de una fotografía en la que se ve la factura, que en total sumó $ 336.000: $30.000 por una piña colada, $20.000 por un agua de coco, $6.000 por un agua, $30.000 por un pasa día y el excesivo cobro de $250.000 por “servicio”. Según la misma usuaria, si no pagaba esa cifra les harían daño.

Negociamos en 30 mil las sillas + el consumo. Al final me entero que los 250 mil iba incluido: 1. El trabajo de ellos del cual no se cual fue ya que dure 3 horas allí. 2. Seguridad (según vigilancia para que nadie nos robara) 3. Que tenían que pagarle al de la basura”, (sic) informó.

Y es que, constantemente, se registran denuncias sobre cobros excesivos en las playas de Colombia, sobre todo, en Cartagena. En la mayoría de los casos los afectados son turistas extranjeros, aunque estás inescrupulosas personas también buscan ‘tumbar’ a los colombianos.

Luego de viralizarse esta denuncia, Natalia Bohórquez, directora de Corpoturismo Cartagena, lamentó lo sucedido y pidió a los turistas verificar bien los precios antes de consumir o adquirir un servicio y ante una supuesta irregularidad reportar a las autoridades.

“Lamentamos estos hechos. Desde Corpoturismo trabajamos por un turismo responsable y sostenible. (…) Recomendamos antes de consumir un producto o servicio consultar el precio, (…) ante cualquier eventualidad comunicarse con la autoridad competente”, explicó Bohórquez.