Skip to main content

A pesar de tener finanzas sanas, pymes no son fácilmente aceptadas en sistemas de crédito tradicionales

Otra solución enfocada al financiamiento asequible es el leasing, un mecanismo de arrendamiento de bienes como inmuebles, tecnología, equipos productivos, vehículos, entre otros.

Cortesía.

Las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 99,6% de las empresas del país con un total de 2.5 millones de MiPymes.

 

De igual forma, las pymes son impulsoras de la economía y el trabajo en el país, pues son estas quienes, según la Anif, generan aproximadamente el 79% del empleo y aportan el 40% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, según McKinsey el 62% de las pymes no tienen ningún tipo de acceso financiero y el 38% se enfrenta a la poca oferta crediticia, altos costos de interés y endeudamiento. Por tal motivo, el incluir soluciones de financiamiento alternativas a las tradicionales se vuelve vital para potenciar las empresas.

 

De igual forma, el factoring digital y el confirming (financiamiento a la cadena de proveedores de grandes compañías) pueden ser soluciones financieras que se adaptan a la recursividad, flexibilidad y adaptabilidad de las pymes en Colombia y se convierten en herramientas de financiamiento clave cuando se necesita liquidez inmediata. Ya que responden al pago anticipado de facturas, que generalmente tienen plazos de 60, 45 y hasta 90 días.

 

De esta forma, no se genera endeudamiento alguno ya que solo se emite el pago de los servicios ya prestados de manera anticipada, lo que no consumirá el cupo de crédito y permitirá solventar las necesidades de cada negocio.

 

También, una solución enfocada al financiamiento asequible es el leasing, un mecanismo de arrendamiento de bienes como inmuebles, tecnología, equipos productivos, vehículos, entre otros, que tal vez en el momento no se puedan adquirir para que de esta forma puedan expandir o aumentar la producción de su empresa.

 

Diego Caicedo, CEO de la firma OmniLatam, aseveró que “en la mayoría de los casos a pesar de tener sus finanzas sanas, las pymes no son fácilmente aceptadas en los sistemas de crédito tradicionales. Ratificamos la importancia de ofrecer herramientas de capital de trabajo, para que las pymes, el motor de desarrollo y economía del país, puedan potenciar sus modelos de negocio y resolver sus necesidades, al tiempo que impulsan su potencial de crecimiento”.

 


ECONOMIA

JUDICIAL