Skip to main content

Papa Francisco autorizó millonaria operación para liberar a monja de Nariño secuestrada en Mali [VIDEO]

Rompió el silencio. Fue el destituido cardenal, Angelo Becciu, contó toda la verdad sobre su papel en el presunto uso fraudulento de fondos de la Secretaría de Estado.

Angelo Becciu, de 73 años y acusado de malversación de fondos, reveló el secreto mejor guardado del Vaticano.

Sale a la luz el secreto mejor guardado del Vaticano y que tiene como protagonistas al Papa Francisco al igual que la monja nariñense, Gloria Cecilia Narvaéz.

Fue el cardenal Angelo Becciu quien está acusado junto a otras 9 personas por malversación de fondos en la Santa Sede confesó que fue el Papa Francisco quién autorizó la realización del millonario operativo de rescate a la monja y quien estuvo secuestrada por cuatro años en Mali. 

 Becciu subrayó que le comentó al Papa que la operación, incluido el establecimiento de una "red de contactos" y un eventual rescate, costaría como máximo alrededor de un millón de euros.

El cardenal Becciu dijo que las acusaciones son “totalmente infundadas”. Agregó que "no se utilizaron los fondos del Óbolo, sino los fondos de reserva de la Secretaría de Estado" con pleno derecho y legitimidad.

"Contra mí se ha producido una picota pública de proporciones mundiales", explicó..

La noticia se dio a conocer en el juicio que se les realiza a funcionarios acusados de malversación de fondos y otros delitos financieros relacionados con el negocio de bienes raíces.

Durante su declaración ante el juez, el cardenal Becciu reveló que su ex colaborador y el principal testigo de la acusación, monseñor Perlasca, amenazó con suicidarse en 2020.

También presentó un mensaje que le envió personalmente el 3 de julio de 2020 en el que le indicaba que era la única forma de demostrar su inocencia.

Becciu tuvo que avisar a la guardia médica y quienes le suministraron unos sedantes, para evitar que consumara la amenaza.

Asegura Becciu que tras este incidente, Perlasca cambió sus declaraciones ante el juez en el mes de agosto de ese año. 

"Él aprobó. Debo decir que cada fase de esa operación fue aprobada por el Santo Padre", puntualizó Becciu, quien para ese entonces era el segundo de la secretaría de Estado vaticana.

 Cecilia Marogna, quien también está siendo procesada, lo puso en contacto con una compañía de inteligencia y riesgo con sede en Londres en el año 2018 para encontrar de liberar la hermana Gloria Cecilia Narváez quien fuera secuestrada por el ‘Frente de Liberación de Macina’, un grupo vinculado a Al Qaeda.


ECONOMIA

JUDICIAL