Skip to main content

Ofensiva contra el “Clan del Golfo” deja 13 muertos en Cúcuta

Según el general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), desde el año pasado se lanzó una ofensiva en conjunto con el Ejército y la Fiscalía, para atacar a las AGC.

Clan del Golfo - Cortesía

 

Mitigar la expansión de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en la zona rural de Cúcuta es una de las prioridades de las autoridades, con el fin de garantizar la tranquilidad de los habitantes de estos sectores, golpeados históricamente por el narcotráfico, las extorsiones y la presencia de grupos armados ilegales.

 

La cercanía con la frontera con Venezuela hace que Cúcuta y Puerto Santander se conviertan en dos poblaciones apetecidas por las AGC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que mantienen precisamente, una disputa a sangre y fuego por el control de estos territorios.

 

Allí, estas dos organizaciones ilegales se lucran a través del tráfico de cocaína, donde tienen toda la cadena productiva y de transporte para exportarla por el país vecino hacia Centroamérica, Estados Unidos y Europa.

 

Por esta situación, que trae consigo múltiples hechos de violencia, amenazas, desplazamiento y terror contra los campesinos y líderes sociales de la zona, la Fuerza Pública ha concentrado sus esfuerzos en atacar de manera constante a los grupos armados ilegales que tienen presencia en la zona rural de Cúcuta.

 

Según el general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), desde el año pasado se lanzó una ofensiva en conjunto con el Ejército y la Fiscalía, para atacar a las AGC, obteniendo como resultado la muerte de al menos 13 presuntos integrantes de esta organización, que lideraban las estructuras armadas.

 

En 2021, las autoridades lograron dar 14 golpes a las AGC, de los cuales, siete hombres murieron y siete más fueron capturado.

 

Un hombre conocido como ‘Doble Cuatro’, señalado de ser el máximo líder de los gaitanistas el año pasado, fue uno de los que murió, tras enfrentarse a tropas del Ejército y la Policía, en Puerto Santander.

 

En la misma operación fueron detenidos Julio Antonio Díaz Urango, alias ‘Boina’, tercer jefe, quien resultó herido; Saúl Enrique Manjarrez López, ‘Pantera’, y otros integrantes conocidos como ‘Platanote’, ‘Chagui y ‘Pinta’.

 

El Mocho’, ‘Crosty’, ‘Gato’, ‘Junior’, ‘Alex’ y ‘Palillo’, también murieron en los operativos que mantuvo la Fuerza Pública contra este grupo armado ilegal, el año pasado.

 

Sin embargo, como suele suceder en estas organizaciones armadas, cada vez que las autoridades los golpean, traen a otro líder para que reagrupe a sus hombres y retomen el poder.

 

Extraoficialmente, se estableció que un hombre conocido como ‘Lápiz’, sería el recientemente encargado por órdenes de alias ‘Chiquito Malo’, de reacomodar a las AGC en la zona rural de Cúcuta para disputarse el poder con el ELN.

 

Sin embargo, las autoridades no escatiman esfuerzos para tenerlo en sus radares y volver a golpear a dicha estructura que se financia principalmente del narcotráfico.

 


Tags
Cúcuta, Norte de Santander, Clan del Golfo, AGC, ELN

ECONOMIA

JUDICIAL