Skip to main content

No nos iremos de Quito: Indígenas piden a Guillermo Lasso cumplir con los diez puntos [VIDEO]

Once días de protestas y dos muertos dejan las violentas jornadas en varias de las provincias del país, mientras el presidente confirmó que dio positivo para COVID-19.

Once días de protestas de los indígenas contra gobierno de Guillermo Lasso.

Tensa y larga a sido la lucha de los manifestantes indígenas que han llegado a Quito, capital del Ecuador, para protestar contra el gobierno de Guillermo Lasso, quien en las últimas horas confirmó que dio positivo para COVID-19. Leonidas Iza, de Conaie, aseguró que los manifestantes no se irán hasta que el precsidente cumpla los diez puntos. 

Este paro indígena fue convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), a la cabeza de Leonidas Iza. 

El líder dijo que está abierto al diálogo, pero sin intermediarios, sino con veeduría ciudadana. En medio del rechazo del gobierno nacional de no derogar el Estado de Excepción. 

“No vamos a dejar que nos condicionen”, responde ministro del Interior a los pedidos de líderes indígenas antes de un diálogo con el Gobierno

Iza debía asistir a la Fiscalía de Latacunga para la presentación periódica, por la investigación por paralización de servicios públicos sobre el que se le acusó el pasado 14 de junio. Aún no se conoce si lo hizo.

La advertencia que hizo fue “Venimos por los diez puntos y nos iremos con los diez puntos”.

En la mañana se dijo que el líder de la Conaie habría citado a las autoridades del gobierno de Guillermo Lasso a una reunión en el parque El Arbolito a las 14:00, pero esto luego fue desmentido.

El presidente de la Conaie responsabilizó a Lasso de los dos muertos registrados como parte de las protestas en Guayllabamba y en Puyo (Pastaza), al tiempo que le advirtió que si la violencia escala y “pasa a otro escenario” también será su responsabilidad. 
 


ECONOMIA

JUDICIAL