Skip to main content

Mercado inmobiliario ha empezado a mostrar niveles positivos de absorción en Colombia

Mercado inmobiliario ha empezado a mostrar niveles positivos de absorción en Colombia

Cortesía.

La multinacional Newmark, del sector inmobiliario corporativo, informó que llegó a Colombia para consolidar su presencia en América Latina, donde además tiene operación en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Perú y Panamá.

Juan Manuel Torres, Senior Managing Director de la empresa en Colombia, dijo que la empresa “cree en el potencial del mercado inmobiliario corporativo, y se adelantó a realizar jugadas estratégicas para la consolidación de su equipo de trabajo, reclutando a los mejores talentos para que lideren los servicios que se ofrecen sobre investigación de mercados, representación de propietarios, representación de inquilinos, mercado de capitales, consultoría inmobiliaria, gerencia de proyectos, administración de propiedades, administración de instalaciones, valuación y asesoría”.

Por otra parte, Torres sostuvo que después de dos periodos registrando indicadores negativos, el mercado ha empezado a mostrar niveles positivos de absorción, superado las expectativas proyectadas en 2021. El avance en la vacunación y la reactivación económica han sido más rápidas de lo esperado.

La absorción anual registra números positivos en el segmento de oficinas, superando los 20 mil metros cuadrados, uno de los principales motores de este dinamismo ha sido la ocupación de espacios por parte de compañías de call centers y BPO´s. Sin hablar del mercado industrial que ha sido uno de los más dinámicos durante el último año, registrando ocupaciones de más de 200.000 metros cuadrados dentro de parques industriales en Bogotá.

Para el primer trimestre del 2022 los desarrolladores retomaron proyectos de oficinas tipo A que serán altamente demandados para el 2023/24, a lo que agregó que no se observa el desarrollo futuro de proyectos de oficina tipo B, ya que existe un gran inventario que será difícil que se absorba en el corto plazo.

Se verá una mayor reconversión de estas áreas a nuevos usos y una tendencia al desarrollo de oficinas tipo A y A+ con diseños ajustados a las nuevas exigencias post pandemia. Otra oportunidad es la conversión de los muchos edificios tipo B que se han estado desocupados por más de 2 años y que pueden ser consolidados en su propiedad y cambiar el uso a multifamily, vivienda estudiantil o coliving, entre otros, entre otros datos.


ECONOMIA

JUDICIAL