Skip to main content

Influencia de la tecnología en el sector financiero mejora la experiencia del consumidor en Colombia

Aumenta la capacidad de proporcionar información financiera a los usuarios, permite la automatización para agilizar las tareas e impulsa las transacciones financieras”.

Cortesía.

En la actualidad, temas como la tecnología ha traído cambios en la forma en que los colombianos acceden al trabajo o a bienes y servicios, especialmente los financieros.

 

De igual forma, con el auge del sector Fintech, con el uso de tecnologías innovadoras de información y automatización en los servicios financieros, se ha producido un cambio en el uso de la tecnología para el desarrollo de nuevos servicios y modelos de negocio.

 

Además, la influencia de la tecnología en el sector financiero ha mejorado la experiencia del consumidor en Colombia. Lorenzo Villegas-Carrasquilla, Socio de la firma de abogados CMS Rodríguez-Azuero, dijo que “la tecnología aumenta la capacidad de proporcionar información financiera a los usuarios, permite la automatización para agilizar las tareas e impulsa las transacciones financieras”.

 

Agregó que “los consumidores financieros experimentan de primera mano seguridad en sus transacciones, transparencia en sus operaciones y servicios financieros contratados, atención ágil, eficiencia gracias a la automatización de procesos, entre otros. Estos no solo benefician a las personas naturales que acceden a estos servicios sino también para empresas de todos los tamaños, especialmente las pequeñas y medianas empresas”.

 

Además, se ha demostrado que en Colombia el uso de estas herramientas ha contribuido a la disminución del uso del efectivo, lo que contribuye a la disminución de prácticas como el lavado de activos, tráfico de drogas, informalidad y evasión de impuestos. A medida que aumenta la inclusión financiera mediante el uso generalizado de herramientas financieras digitales, el efectivo podría dejar de ser el instrumento de pago más utilizado en Colombia.

 

Sin embargo, el acceso a estos productos y servicios, a pesar de los esfuerzos por aumentar su inclusividad, sigue muy limitado, principalmente por barreras sociales y económicas asociadas a la alfabetización digital y educación financiera, sumado a la informalidad.

 

Villegas-Carrasquilla agregó que “las políticas públicas deben estar dirigidas a contribuir al conocimiento de los colombianos sobre el sistema financiero, así como del ecosistema digital. Esto permitiría no solo un acceso, sino también una permanencia y uso constante de servicios financieros digitales que requiere de conocimientos básicos respecto de la navegación en páginas web y aplicaciones. De esto depende que se pueda incentivar el uso de estos servicios que benefician al consumidor y la competitividad del país.”

 

Así como hay aspectos positivos, estos cambios tecnológicos también traen consigo preocupaciones, a lo que agregó que “el consumidor financiero, por ejemplo, se enfrenta a riesgos asociados con la privacidad y seguridad de su información. En tanto el uso de estos servicios requiere el tratamiento de datos personales de los usuarios, una mala gestión de estos procesos podría conllevar a la afectación negativa del consumidor”.

 

Según el Banco de la República, la tecnología ha contribuido a incrementar el nivel de penetración financiera de servicios relacionados con pagos y transferencias lo que a su vez contribuye a la competitividad del país. El hecho de que los servicios financieros se encuentren disponibles en las casas y teléfonos móviles de los consumidores financieros, fomenta la inclusividad de los servicios financieros en Colombia y su disponibilidad a lo largo del país.