Skip to main content

Epa Colombia estuvo en la marcha por el orgullo LGTBIQ+ en Medellín [VIDEO]

Nos están matando. Bogotá también se unió a la celebración para crear conciencia y así evitar todos los sucesos de intolerancia. Una vez al año se celebra el día con desfiles o marchas alrededor del mundo.

Epa Colombia estuvo en el desfile de Medellín.

En medio de un ambiente festivo miles de personas de la comunidad LGBTIQ +, marcharon por las  vías mas importantes de Medellin. El encuentro por la diversidad inició su recorrido en el Alpujarra y terminó en el estadio Atanasio Girardot.

El respeto, la valoración por la vida y las diferencias hicieron eco entre los asistentes. La constante fueron las arengas contra los hechos violentos que se han venido registrando contra la vida de la población gay. En Medellín una de las invitadas de lujo fue la famosa empresaria de keratinas e influener, Epa Colombia. 

La  fiesta de la diversidad y orgullo LGTBIQ+ comenzó desde las 11 de la mañana en el Parque de las Luces y el recorrido estuvo lleno de mucho colorido.

La idea es que las personas organicen sus grupos, carrozas y se llenen de energía para esta fiesta de la diversidad.

En Bogotá, la jornada inició al 12:30 en el Parque Nacional y desde las 2 de la tarde los ciudadanos se movilizaron por la carrera Séptima con pancartas, batucadas, arengas y muestras culturales. En la Plaza de Bolívar terminará la conmemoración con un espectáculo de la banda Monsieur Periné.

La Calle 32 con carrera Séptima, Calle 26 con carrera Séptima, Calle 24 con carrera Séptima y Avenida calle 19 con carrera Séptima fueron los lugares por donde desfilaron los protagonistas de esta fiesta. 

 

Por qué se celebra este día: 

Hace 50 años en Nueva York, época y lugar en los que ser homosexual era un delito castigado. El Stonewall Inn era un bar situado en el número 53 de Christopher Street, en el popular barrio de Greenwich Village. 

Era uno de los pocos clubes en los que se reunían personas con tendencias sexuales variadas sin recibir reprimendas y era un lugar clandestino.

La Policía asistía a menudo al bar, pues sus dueños hacían parte de algunas mafias neoyorkinas. Los agentes obligaban a todo el mundo a identificarse. Inspeccionaban a las personas para confirmar cuál era su sexo. Si descubrían a un hombre vestido de mujer, lo detenían y se lo llevaban a la comisaría más cercana.

En la madrugada del 28 de junio de 1969, la policía acudió al Stonewall Inn, para realizar una inspección rutinaria terminaría convirtiéndose en una de las riñas más famosas de la historia reciente.

Los clientes se rebelaron ante los abusos de los oficiales y se negaron a aceptar que los trataran como delincuentes.