Skip to main content

De guerrillero a candidato presidencial: ¿Qué pasará con las guerrillas si Gustavo Petro gana las elecciones?

Las guerrillas han sembrado pánico en Colombia durante décadas. Conoce la historia y los ataques de estos grupos armados.

Cartagena 2004 - Gustavo Petro se enfrenta a la policía.

Con las elecciones presidenciales de Colombia en puerta para el mes de mayo 2022, las históricas guerrillas colombianas han subido a la agenda electoral. Gustavo Petro, el candidato izquierdista por el Pacto Histórico, ha hecho que muchos se pregunten que pasará con este conflicto. 

 

Colombia es un país cuya historia ha sido marcada por la violencia y la guerrilla. Durante décadas, múltiples escenarios han sembrado caos y miedo en la población colombiana, y han puesto en riesgo la seguridad y la estabilidad de todos.

 

Secuestros, violencia armada, coches bomba, y otros tipos de ataques han causado la muerte de más de 260.000 personas en Colombia. Dicho conflicto ha tenido lugar desde 

1958.  Todo esto corresponde con datos del Centro Nacional de Memoria Histórica del país, ente que además ha registrado más de 350.000 hechos violentos.

 

Los movimientos formados por guerrilleros colombianos comenzaron a formarse en la década de los 60. El escenario político-económico del país fungió como terreno fértil para que cada vez más y más personas se les unieran. Sin duda alguna, la más poderosa en la historia han sido las FARC.

 

FARC: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

 

Desde 1966, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia marcaron un antes y un después en la historia del país. Todo comenzó como un movimiento de liberales radicales que formaron la República de Marquetalia en una pequeña zona de Tolima, en el centro oeste de Colombia.

 

El origen de la violencia se originó en 1964, cuando el entonces presidente Guillermo León Valencia decidió intervenir en la zona para recuperar el control. En ese momento el movimiento se llamaba FARC-EP, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo. Para el año 1966 pasaría a llamarse Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. 

 

Desde ese momento, las FARC han sido responsables de múltiples escenarios de violencia en el país. Atentados terroristas, secuestros, masacres, tomas de estaciones policiales y más. Sólo entre 2003 y 2012, esta guerrilla se atribuyó 2.374 actos terroristas, y entre los más recordados están:

 

-   Atentado con casa bomba en El Dorado.

-   Atentado al Club El Nogal.

-   Atentado en Zona Rosa de Bogotá.

-   Atentado al Palacio de Justicia de Cali de 2008

-   Atentado al edificio de Caracol Radio de 2010.

 

Desde su formación, los diferentes Gobiernos colombianos señalaron que las FARC se financiaban directamente del narcotráfico y la trata de personas. En 2008 alcanzaron su pico máximo con más de 35.000 guerrilleros en el país, de acuerdo con datos del Estado.

 

La difícil relación de Colombia con las FARC se extendió durante años hasta fines del 2012. En ese momento el Gobierno presidido por Juan Manuel Santos se reunió con una delegación de la guerrilla para intentar ponerle fin al conflicto.

 

Después de cuatro años de diálogo y discusiones en Cuba, finalmente las partes llegaron a un punto medio. El 24 de agosto de 2016 firmaron el “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”. De esta forma, se dio fin a la lucha violenta entre el Gobierno y las FARC.

 

Guerrilla ELN: violencia, reclutamiento forzado y personas secuestradas 

 

Las FARC no son la única guerrilla que ha aterrorizado a los colombianos y otros países durante años. Otra de las organizaciones terroristas más populares de Colombia es el Ejército de Liberación Nacional. Un grupo armado de extrema izquierda que hoy en día sigue operando entre Colombia y Venezuela.

 

De acuerdo con la historia, el ELN se formó en la década de los 60 por una veintena de estudiantes colombianos. Estos mismos viajaron a Cuba becados por la dictadura de Fidel Castro. Por esa razón, el ELN se auto considera hoy en día como una organización pro revolución cubana.

 

Las primeras incursiones armadas del Ejército de Liberación Nacional se dan en 1965 bajo el lema: “ni un paso atrás, liberación o muerte”. Desde ese momento, diversos ataques han marcado la historia de Colombia a manos del ELN, entre los que destacan:

 

-   Atentado de Bogotá de 2017.

-   Ataques a las estaciones policiales en Colombia de 2018.

-   Atentado Terrorista a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander.

-   Atentado a la Fuerza Aérea en Yopal.

 

Este grupo armado se financia principalmente del narcotráfico y la minería ilegal. De acuerdo con la inteligencia colombiana, el ELN produce grandes cantidades de droga. El grupo está presente en departamentos y municipios con amplias áreas de cultivo como Antioquia, Cauca, y Bolívar.

 

En cuanto a su estructura, el ELN se forma principalmente por reclutamiento forzado y personas secuestradas. Las autoridades colombianas realizaron un estudio donde se muestra que más de 16.000 menores de edad fueron reclutados en el conflicto armado. Entro los años 1960 a 2016, el ELN reclutó un 10%.

 

Gustavo Petro y su paso por la guerrilla M19

 

Otra de las guerrillas que sembró pánico en Colombia durante décadas fue la conocida bajo el título de “M19”. Esta surgió como resultado de las irregularidades registradas durante las elecciones de 1970, y comenzó a operar formalmente en el año 1974.

 

El Movimiento 19 de abril estaba inspirado por ideologías de izquierda y movimientos socialistas. Durante sus inicios el M19 intentó ganar apoyo popular con acciones que se basaban en robar y repartir entre los pobres. Esto los llevó a ser conocidos por muchos como los Robin Hood.

 

El final de esta guerrilla se dio en 1990 luego de llegar a un acuerdo de paz con el entonces Gobierno colombiano, en el cual se incluyó un indulto a los miembros del M19.

 

Hoy en día todo es diferente, y la violencia ha disminuido en Colombia gracias a los diferentes acuerdos de paz. Sin embargo, estos grupos paramilitares continúan siendo una gran amenaza para la nación. Aún existen células violentas de estos grupos armados, y muchos de sus integrantes continúan haciendo vida en zonas boscosas y fronterizas de Colombia.

 

Luego del acuerdo de paz de 2016, los ataques han continuado en diferentes zonas del país, incluyendo a la capital, Bogotá. En estos se han atacado a civiles y cuerpos policiales, dejando a decenas de personas muertas y cientos de heridos.

 

Con las elecciones presidenciales en puerta para el mes de mayo de 2022, y con el candidato de izquierda y exguerrillero, Gustavo Petro, muchos se preguntan qué consecuencias traerá a las guerrillas colombianas y los acuerdos de paz.

 


ECONOMIA

JUDICIAL