Skip to main content

Catálogos virtuales facilitan la relación entre proveedores, servicios de logística y recaudo

Se estima que en Colombia más de 2 millones de personas se dedican a las ventas por catálogo y el 87% son mujeres. Sin embargo, muchas personas aún no conocen los beneficios de la economía digital.

Natalia Gómez, gerente general de la firma en Colombia.

De acuerdo con Emarketer, América Latina es la segunda región con mayor crecimiento en ventas dentro del e- commerce con el 20.4%. A raíz de la crisis sanitaria por Covid-19, el comercio electrónico en Colombia creció 53% durante el 2020; mientras que en el 2021, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) estimó un alcance de 91 millones de transacciones y ganancias que ascienden a los 3.6 billones de pesos.

 

Natalia Gómez, gerente general de Elenas en Colombia, dio a conocer a este medio que la firma apuesta por el mercado de venta de catálogo virtual pues, siendo Colombia un país en donde más de 51 millones de personas y el 68% de su población está conectada a internet, esto lo convierte en un mercado con un gran potencial para el comercio electrónico.

 

Además, se estima que en Colombia más de 2 millones de personas se dedican a las ventas por catálogo y el 87% son mujeres. Sin embargo, muchas personas aún no conocen los beneficios de la economía digital.

 

Por tal motivo, Elenas ha optado en mejorar la calidad de vida de miles de familias y mujeres a través de la venta por catálogo virtual, con el propósito de generar la autonomía financiera mediante un proceso que no requiere conocimientos especializados ni inversiones iniciales para poder desarrollarse y generar ingresos extra. Gómez respondió algunas preguntas.

 

  • ¿Cuáles son las características principales de la venta de catálogo virtual?

El catálogo virtual se ha convertido en un social-marketplace que facilita la relación entre proveedores, servicios de logística y recaudo para gestionar ventas de manera simplificada. Además de tener un contacto rápido y versátil entre  las audiencias, marcas y proveedores.

 

En resumidas cuentas, ya que nuestro ADN es tecnológico, ofrecemos una plataforma que permite automatizar y agilizar procesos para mejorar la experiencia y calidad de vida de nuestros usuarios. Una de las características diferenciales es que está enfocada en empoderar a las mujeres de Latinoamérica para que alcancen la independencia financiera que se merecen, a través de  una gestión sencilla y segura que facilita a las usuarias en convertirse microemprendedoras digitales.

 

  • ¿Cuál es la apuesta de ese mercado en el sector digital?

Con la tecnología de Elenas, las emprendedoras pueden comenzar a vender una amplia variedad de productos y administrar ventas de manera accesible en  redes sociales y las propias redes que ellas tengan como por ejemplo familiares, amigos, entre otros. La app cuenta con herramientas digitales para ayudar a las emprendedoras a crear su catálogo o tienda digital, compartirlo en sus cuentas personales y asesorar a sus clientes.

 

Además, la digitalización de los catálogos, el incremento en bancarización y el desarrollo de las plataformas de transporte privado también han sido fundamentales en el dinamismo de este sector ya que, los procesos de visualización de los productos, pago y entrega ya no necesitan contacto como solían hacerlo hace algunos años.

 

  • ¿Cuál es la proyección en Colombia en el sector digital?

Se espera que a inicios del 2025, el e-commerce incremente un 74%. De esta forma, la tecnología podrá abarcar más zonas y fomentar las ventas sociales en muchas más regiones. Nos encantaría tener mayor penetración en zonas rurales, pues en nuestro país hay 2 millones de personas que se dedican a la venta por catálogo y tenemos una oportunidad muy grande allí para hacer realidad los sueños de muchas mujeres.

 

  • ¿Qué proyectos está desarrollando?

Gran parte de la participación de las emprendedoras está concentrada en ciudades principales como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena. Sin embargo, parte de nuestra visión, y lo que queremos lograr en los próximos meses, es llegar al sector rural con nuestra aplicación, ya que muchas mujeres en estos territorios se dedican a la venta directa. Actualmente estamos trabajando en una plataforma educativa para ayudarles a entender cómo funciona la aplicación y este modelo de venta de catálogo de forma digital.

Por William Díaz Tafur


ECONOMIA

JUDICIAL