LIKE PrincipalMartes, Jul 28, 2015.

                 

Se encuentra usted aquí

Pronóstico del Clima

Encuesta

¿Con el anunciado desescalamiento del conflicto armado, cree usted que estamos cerca a la firma de la paz en Colombia?

Más información AQUÍ

Inicio de sesión

 

Xilon

José Gabriel Hernández Beltrán, alcalde de Útica.

 

Martes, Abril 23, 2013 - 07:54

Aún en las calles de Útica se ven las caras de tristeza, permanecen los recuerdos de esa noche de horror cuando el agua y lodo del río Negro y la quebrada Negra entraron enfurecidos a las calles y se llevaron todo lo que había.

Esa noche del 18 de abril de 2010, la gente salió despavorida porque una avalancha provocada por las lluvias de esa época, llenaron los caudales, arrasando con casas, el colegio, escuelas, el centro de salud y varias calles.

Han pasado 24 meses, el panorama de Útica de dolor no ha desaparecido del todo. Todavía los 1.400 estudiantes de la población no tienen una nueva sede de la Institución Educativa Manuel Murillo Toro, las familias que perdieron sus casas residen donde familiares y amigos y las calles dañadas esa noche, aún presentan un panorama de destrucción.

El alcalde de Útica, José Gabriel Hernández Beltrán, se mostró preocupado porque las reformas a los daños que dejó la emergencia, todavía no se cumplen.

El mandatario dijo a EL PERIÓDICO/HSBNOTICIAS.COM que espera que las autoridades nacionales como departamentales cumplan con lo que prometieron para ayudar a Útica, un pueblo que según él, al parecer, a muchas personas se les olvidó que aún sigue en el mapa de Cundinamarca.

¿Alcalde han pasado dos años de la avalancha de Útica cómo está el municipio?

En estos dos años los trabajos de recuperación se han basado en mitigar el riesgo sobre la quebrada Negra y el río Negro para evitar futuras emergencias. Estas labores las hacemos en convenio con la CAR, el Ejército Nacional y con Colombia Humanitaria. Construimos jarillones, muros de más de siete metros de alto para evitar que nuevas avalanchas se pasen al casco urbano. Al municipio llegó maquinaria para estos trabajos.

¿Qué afectaciones dejó la avalancha de hace dos años?

Se afectó el 75 por ciento de la población, 61 familias lo perdieron todo. Varias calles se averiaron. Hoy la gran preocupación es que no tenemos una nueva sede para el colegio. Las clases las estamos dando en unas carpas que se han ido acondionando con el fin de mejorar la calidad de vida y educativa de los estudiantes. Hace una semana hablé con la ministra de Educación, María Fernanda Campo con el fin de saber qué pasará con el colegio, me dijo que se hace de primera mano gestiones para adquirir el predio donde se construirá.

¿Los daños que dejó la avalancha a cuantos ascienden en pesos?

Calculamos que llegan a los cuatro mil millones de pesos y recuperar al municipio cuesta otros 50 mil millones de pesos.

¿En estos meses se han sentido apoyados o desprotegidos?

La recuperación de Útica ha sido lenta, hay muchas necesidades. Llevo 14 meses como alcalde y había que organizar muchas cosas, nuestra gente, hacer prioridades con el fin de mitigar los daños que dejó el fenómeno natural. Tuve hace poco una reunión con el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, sobre que aún no se hacen los trabajos que ellos acordaron realizar y me dijo el presidente que iba a dar órdenes al Fondo de Adaptación para que gire recursos económicos y darle una salida definitiva a la situación.

¿Usted aspira a que en este tiempo que le queda de su mandato Útica quede reconstruida?

Esa es mi prioridad dejar a la gente en sus casas nuevas, que el colegio quede construido, el centro de salud. Para que nos llegen más recursos económicos se gestiona la publicación de la estampilla pro reconstrucción de Útica, propuesta que se analiza en el Congreso de la República. Nosotros no tenemos para donde irnos, Útica se ubica entre las montanas, en una zona donde es difícil construirlo de nuevo.

¿A qué se dedica ahora la gente de Útica?

A los cultivos de caña de azúcar y la ganadería, pero el clima nos afectó totalmente. El calor que padecimos hasta hace dos semanas secó los pastos, la caña se quemó, entonces no hay nada que hacer. Tenemos un potencial turístico reconocido en el país, pero como no hay infraestructura hotelera la gente va de paso y no deja ganancias para nosotros.

Urgen cambios

Se hacen gestiones para adquirir la finca ‘La Ceiba’ y allí construir el colegio, 59 casas y el puesto de salud. Se espera que los propietarios del inmueble acepten el valor sugerido por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

La Secretaría General de Cundinamarca dio a conocer un informe que muestra los avances del proceso de la adquisición de la finca La Ceiba, en el municipio de Útica.

El predio, donde se ubicarían la nueva Institución Educativa Manuel Murillo Toro, el puesto de salud y un proyecto habitacional de 59 viviendas, para las familias afectadas por el evento de la avalancha, ocurrida el 18 de abril del año 2010, se encuentra en proceso de negociación,

En lo relacionado con la prestación del servicio educativo en el municipio, la Secretaría de Educación de Cundinamarca hace seguimiento permanente, atendiendo cualquier novedad que pueda alterar su normal desarrollo.

En ese sentido, la cartera educativa departamental dio un parte de cumplimiento y total normalidad de las actividades académicas en el municipio.

El proceso

La Asamblea Departamental de Cundinamarca mediante la Ordenanza 158 del 8 de abril de 2013 autorizó al gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz Vargas, por término de nueve meses para adelantar todas las actividades necesarias para la adquisición de una parte del predio ‘La Ceiba’, exactamente 5,2 hectáreas.

Para estos efectos, la Secretaría General solicitó al Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, dar alcance al avalúo, inicialmente emitido sobre el predio ‘La Ceiba’, teniendo en cuenta los ajustes en cuanto al área de terreno, el cual fue recibido por este despacho de la Secretaria, el pasado 10 de abril.

El día 12 de abril se expidió el Certificado de Disponibilidad Presupuestal 7000047206 y con fundamento en las facultades otorgadas por la Asamblea Departamental al Gobernador, la Secretaría General del Departamento, prosiguió con el proceso de negociación directa, de la que trata el Decreto 4628 de 2010, para lo cual emitió el oficio de fecha 15 de abril de 2013 dirigido a los propietarios del predio ‘La Ceiba’, realizando un ofrecimiento de compra por la suma de 92.146.680 millones de pesos y se les requirió para acordar los términos de la negociación de la oferta realizada.

Para el día 17 de abril del año en curso, se hicieron presentes en el despacho de la Secretaría General, los propietarios del predio ‘La Ceiba’, con el fin de manifestar su inconformidad por el valor del avalúo de las 5,2 has realizado por el IGAG e informaron que a más tardar el 22 de abril se manifestarán por escrito.

Al respecto, la secretaria General, Sandra Faura, señaló que se ha surtido todo el proceso legal, a través de sus etapas de negociación directa y si los propietarios desisten de la adquisición se tendría que tomar, como último recurso, amparado por la ley, la expropiación.

Lo que pasó

La noche del 18 de abril de 2010, una avalancha de agua, piedra y lodo se produjo en el municipio de Utica, que dejó un muerto y dos desaparecidos.

Según los habitantes, la quebrada Negra que atraviesa el casco urbano, se represó en la parte alta y luego reventó, provocando una avalancha que cubrió la mayor parte del área urbana.

La riada se produjo hacia las nueve de la noche y la localidad quedó sin energía eléctrica, pero por fortuna los bomberos alcanzaron a dar la alerta y los habitantes que se aprestaban a dormir, alcanzaron a huir.

Las calles del municipio de Utica quedaron cubiertas de lodo, piedras y palos.