[-]

                                  

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

18/11/2018 - 09:04
Un 18 de noviembre pero de 1928 Walt Disney estrenó su primer cortometraje y que necesitó cerca de 10.000 diseños para sus siete minuto.
17/11/2018 - 09:07
La OMS indica que uno de cada cinco varones y una de cada seis mujeres en el mundo desarrollan cáncer durante su vida.

Recomendado

recomendado

18/11/2018 - 16:38
Con 68 votos a favor, siete en contra y uno en blanco los camioneros le dijeron si a un nuevo paro.
17/11/2018 - 09:11
Tras un año de una angustiosa búsqueda, los restos de la embarcación fueron encontrados a más de 800 metros de profundidad.
16/11/2018 - 13:00
El sabor latino se tomó el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas con Karol G, J Balvin, Carlos Vives, Marc Anthony y Will Smith.

Encuesta

¿Se deben permitir personas encapuchadas en las marchas de protesta?

De las noticias a los documentos
Encuentre fácilmente licitaciones y contratos públicos en ColombiaLicita.com

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

18/11/2018 - 21:03
La bella paisa, aunque llevaba varios meses con el cabello castaño y corto, ahora pasó a un rubio con algunas extensiones.

Videos Virales

Inicio de sesión

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Foto: AlDía
Miércoles, Agosto 29, 2018 - 20:07

La historia cuenta que en Sitionuevo, Magdalena, un pueblo donde ocurren hechos insólitos como la sorpresiva grabación de una película de Hollywood en los años 50 (Green fire o Fuego verde) o el desmembramiento de un cura, cuyos restos fueron encontrado en el río en la década de los 70, caso que está relacionado con nuestra enigmática y oscura historia que contó AlDía:

Se trata de un hecho escalofriante que ocurrió en el cementerio municipal, el cual es contado por sus pobladores como un suceso ‘del más allá’. “Ese día fueron a enterrar a un difunto, y también terminaron muertos sus asistentes”, dice un poblador.

Se dice que la historia está ligada a un amor turbio, la venganza y la magia negra. Todo ocurrió en el cementerio municipal en 1977, durante un entierro, fueron encontrados varios cadáveres al lado de un cajón.

“Ese día estaban enterrando a mi patrón y resultaron muertas otras 23 personas, algo fuera de serie”, relata Jacinto Cortés, antiguo capataz del enigmático difunto y actual dueño de la hacienda La Creciente y la parcela El Higuerón, relata el portal AlDía.

Cuenta Cortés que su patrón, Aurelio García, era un hombre adinerado y muy respetado por el pueblo. Tenía ganado y además comercializaba mercancía en el puerto; pero todo cambió cuando una familia de extranjeros con su bella hija llamada Amada, se mudaron a este pueblo. Un día mientras Aurelio jugaba dominó en la plaza, la joven se le acercó y le ofreció un jugo de tamarindo, quedando así perdidamente enamorado.

“Ese fue el principio del fin, ya que mi patrón se llevó a vivir a la joven y a su familia a su casa, y lentamente lo fueron matando”. “Entré a la cocina y vi que al lado del jugo de tamarindo que le hacían diariamente había un frasco venenoso, se lo mostré a mi patrón, él ya estaba en las últimas y entre lágrimas me ordenó buscar dos brujos muy conocidos en las orillas del río Magdalena (Catalino y Tomasa)”.

Cortés cuenta que los brujos le prometieron a Aurelio que tomarían venganza durante su sepelio.

EL ENTIERRO OSCURO

Eran la 6:00 p.m. del 7 de septiembre de 1977, cuando empezó el entierro. Hacía un calor insoportable y un vendedor de tinto contaba chistes. De pronto todo quedó en completo silencio, pues ingresaba el cajón, del cual sobresalía la ropa de Aurelio y sus joyas de oro; pero lo más extraño era que habían tres gatos muertos, dos negros debajo de cada brazo y uno blanco en sus pies.

De acuerdo a lo que se ha contado el sacerdote terminó la misa y se disponía a cerrar la tapa del cajón para darle cristiana sepultura, se empezaron a sentir los maullidos de los gatos y las personas empezaron a desplomarse.

“Me cuenta mi padre que los gatos muertos despertaron con los ojos rojos maullando y murieron 23 personas, menos el cura que corrió”, cuenta Rodolfo Beltrán, chalupero y conocedor de la historia.

“A mi patrón lo fueron a enterrar Amada y su familia, y todos murieron. Dicen que el cajón quedó vacío”, rememora Jacinto quien confiesa que los trabajadores se mantuvieron alejados del entierro por orden de los brujos. Desde entonces algunos pobladores cuentan que se trata solo de una leyenda, mientras que otra parte asegura que fue una historia real.

- Software por Activisual -