[-]

                                  

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

18/05/2018 - 08:42
Con entrada gratis los capitalinos podrán entrar al Museo Santa Clara, Museo Colonial, Museo Quinta de Bolívar y Museo de la Independencia Casa del...
17/05/2018 - 11:07
Solo cerca del 50% de la población mundial tiene acceso a la Red, y por esta razón, hoy 17 de mayo se busca hacer un llamado para que el Internet...

Recomendado

recomendado

18/05/2018 - 11:19
Aunque ya se conoció otra impresionante grabación en la que un trabajador se salvó de ser arrasado por la creciente del río Cauca, hace 2 días; en...
elcolombiano.com
18/05/2018 - 09:04
[VIDEO] El alcalde del municipio, Óscar Aníbal Suárez, aseguró a la población que no se trata de ningún juego, pues puede derrumbarse la presa.
17/05/2018 - 22:23
El Coordinador de Gestión del Riesgo de Santander agregó que en las últimas horas hubo crecientes súbitas en Güepsa, y en Chipatá.

Encuesta

¿Está de acuerdo con aplicar la justicia por mano propia?

De las noticias a los documentos
Encuentre fácilmente licitaciones y contratos públicos en ColombiaLicita.com

Chica Instagram de Hoy

Videos Virales

Videos Virales

youtube.com
18/05/2018 - 08:53
"¿Que oyes? ¿Laurel o Yanny?": El inusual audio ha despertado todo tipo de teorías volviendo locos a quienes lo escuchan.
17/05/2018 - 14:54
“Quiero nuevos módulos de maquinaria para el LGBT”: Un candidato a las elecciones mexicanas protagonizó un curioso episodio que ha causado furor en...
Foto: Captura video
17/05/2018 - 12:21
El video viral desató polémica en las redes sociales donde los usuarios criticaron a los padres por grabar a sus hijas en tal situación sin...

Inicio de sesión

Espacio Paranormal

Paranormal

Foto Captura
17/05/2018 - 16:08
En YouTube se ha viralizado la historia de un hombre boliviano que está seguro no ser de este mundo y que por su sangre corre sangre...
Facebook
17/05/2018 - 15:17
Aunque un pastor eclesiástico opinó que se trataba de un verdadero ser espiritual, un experto en fotografía se aventuró en decir que podría...
Foto: Captura
16/05/2018 - 12:56
El misterioso objeto que se podía observar en Google Maps curiosamente fue censurado en las imágenes tomadas por Street View.

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Domingo, Abril 22, 2018 - 15:24

Uno no sabe bien si Castellanos pretendía hacernos catarsis contra el sufrimiento por haber nacido en Latinoamérica…

 “En algún lugar debe haber un basural donde estén amontonadas las explicaciones”, escribió Cortázar en alguno de sus libros. Y así debe ser, justamente ahí, escondidas en un basural donde nadie las busca, donde nadie las encuentra. Es razonable, al fin y al cabo si no hallamos las explicaciones, difícilmente llegaremos a las soluciones.

Celebro con mucho entusiasmo que para este año la Feria del Libro en Bogotá, haya decidido invitar nuevamente a Argentina como protagonista del evento (luego de 24 años).

Estará presente con una magnífica delegación de 40 autores y artistas contemporáneos, aunque, como siempre, renovándonos en la memoria a colosos de la literatura austral que se quedaron eternamente en el alma latinoamericana, como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Silvina Ocampo, Ernesto Sábato, Fontanarrosa, Alfonsina Storni y tantos otros.

Sin embargo, no solo estarán los argentinos. Destaco de manera muy especial la presencia de un hondureño, Horacio Castellanos Moya, que quizá sea un poco menos conocido en Colombia, pero cuya obra literaria es de apreciar por la fortaleza argumentativa de sus contenidos, y por la maestría con que maneja tonos y personajes, para describir con la perspectiva panorámica y fantástica de la novela hechos trágicos y reales de la historia reciente de nuestro continente.

A pesar de haber sido escrito desde 1997, un libro emblemático de su autoría llegó hace tan solo tres años a Colombia, y lleva por título “El asco” acompañado por un subtítulo igualmente sugestivo: “Thomas Bernhard en San Salvador”. Ambos rótulos bien puestos.

Uno no sabe bien si Castellanos pretendía hacernos catarsis contra el sufrimiento por haber nacido en Latinoamérica (por cuenta de la violencia, la guerra, la pobreza, el atraso, la política, los políticos, la insolidaridad y la ignorancia), o si lo que quería era hundirnos hasta el fondo la daga en el corazón, causando un dolor tan terrible y profundo que nos sacara algún día del marasmo y de la estupidez.

El libro es una proeza literaria formidable. Si bien describe el regreso de un salvadoreño a su tierra luego de dieciocho años de exilio forzado en Canadá, en el fondo nos habla al oído a todos los latinoamericanos.

El personaje de la novela añora el regreso, pero desde que inicia su travesía –el viaje mismo- hasta el momento de la llegada y hasta la propia estadía en su país, todo es un desastre.

El libro está escrito con un pesimismo pragmático y demoledor, que pinta los detalles, describe las circunstancias, y muestra las marcas talladas en la piel de estas naciones atravesadas por las guerras, las dictaduras, las persecuciones y el odio.

Cuando uno ve pasar ante los ojos una semana como la anterior, con tantos ingredientes en paralelo, uno vuelve a los interrogantes de Cortázar sobre la ubicación de las explicaciones: Santrich ad portas de una extradición por narcotráfico empezando la implementación del proceso de paz; la crisis multidimensional e irreversible de Tumaco, por donde se la mire; el secuestro y posterior asesinato de los periodistas ecuatorianos a manos de un grupo disidente de las Farc; el secuestro de otros dos ciudadanos de ese país mientras abundan los anuncios de los dos gobiernos sobre la persecución implacable contra los delincuentes; el flagrante incumplimiento del gobierno Santos con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Paz con la guerrilla, ayudándose ellos mismos con su propio desprestigio y arriesgando lo logrado; y para rematar la politiquería en la que andan metidos algunos candidatos presidenciales con el tema de la paz, sin medir consecuencias y sin considerar la situación de las víctimas.

Y tal vez la respuesta al interrogante de Cortázar podamos encontrarla, para el caso de nuestros problemas de toda la vida, en el título de otro libro –pero solo en el título- de uno muy famoso escrito por Javier Castillo y que se llama “El día que se perdió la cordura”. Todo parece indicar que así fue, que la perdimos hace muchos años, resta saber si algún día podremos recuperarla; no estoy segura, pero es posible que la fórmula también se encuentre entre los libros.

Por Miriam Martínez Díaz

- Software por Activisual -