LIKE PrincipalViernes, Jul 31, 2015.

                 

Se encuentra usted aquí

Pronóstico del Clima

Encuesta

¿Por cuál candidato a la Alcaldía de Bogotá votaría si las elecciones fueran hoy?

Conozca más sobre los aspirantes AQUÍ
 

Inicio de sesión

 

Xilon

Los taxistas se mostraron preocupados por la difícil situación financiera que padecieron por la falta de gasolina. Voceros gremiales indicaron que de ese medio de transporte dependen 5.000 familias.

Viernes, Marzo 8, 2013 - 11:27

El representante del gremio de taxistas de la capital nariñense, Jorge Meza, precisó ayer a DIARIO DEL SUR que el 80% de la ciudad de Pasto estuvo frenada debido a que el desabastecimiento de combustible generado por el paro caficultor obligó a los dueños de motocicletas y carros públicos y particulares a guardar los vehículos.

“Los 3.016 taxistas que circulan por las calles del municipio garantizan el sustento a más de 5.000 familias, teniendo en cuenta que por cada taxi obtienen su alimento diario el dueño y los dos choferes, que a doble turno trabajan en el día y la noche”, precisó.

Explicó que el abuso no se hizo esperar por parte de los ‘vivarachos’. “Varios de ellos ofrecían la pimpina de 5 galones entre $90.000 y $100.000, eso es un abuso y nosotros no caímos en su juego porque íbamos a  trabajar  para ellos”, sostuvo.   

Ignacio Castro, quien desde hace más de 20 años se dedica a la conducción de un taxi, manifestó que entre el 25 de febrero y el 4 de marzo sólo el 50% de los vehículos estaban laborando. “Esa cifra se incrementó en el transcurso de esta semana”, afirmó.

Aumentaron cesantes

“Sin embargo, entre el martes y miércoles el numero de cesantes subió al 70% y amenazaba con llegar al 100%. Es decir que si ayer no se solucionaba el desabastecimiento de combustible se creía que sólo iba a haber  taxis hasta el sábado y buses hasta el domingo”, dijo.

La falta de combustible generada por el paro de los caficultores también dejó de brazos cruzados a 600 conductores de la Cooperativa de Taxis Urbanos de la ciudad de Pasto, Taxlujo.

La auxiliar de oficina Sandra Martínez explicó que varios de los automotores de servicio público dejaron de circular desde hace cinco días. Precisó que las pérdidas dejadas durante ese periodo de tiempo superan los $40 millones, teniendo en cuenta que cada uno de los taxistas que labora en el día y la noche entrega al dueño del vehículo $80.000 diarios.

“Es importante tener en cuenta que cada uno de los conductores aparte de obtener la tarifa diaria para su patrón, debe conseguir la suya, la cual también es de $40.000 diarios”, manifestó.

 Cancelan viajes

Manifestó que el bloqueo de la vía de acceso al municipio de La Unión también perjudicó a los conductores de los vehículos de transporte público intermunicipal. Subrayó que el paro de los caficultores impidió que los vehículos de la empresa de transporte Operación Nacional cubran la ruta Pasto-La Unión.

Precisó que la empresa hace normalmente seis viajes diarios entre dichos lugares y que desde el 25 de febrero, fecha en la que comenzó el paro, se detuvo la circulación vehicular.

“Es decir que desde esa fecha la empresa dejó de hacer 12 viajes de ida y vuelta. Teniendo en cuenta que durante 10 días consecutivos se dejó de movilizar pasajeros entre la capital nariñense y el municipio de La Unión, se cancelaron 112 viajes”, explicó.

Añadió que el paro de los caficultores no sólo perjudicó la circulación vehicular, sino también a cinco de los siete padres de familia que en la empresa de transporte se dedican a lavar vehículos.

“De ellos sólo dos estaban ayer a la espera de conductores de carros para lavarlos. Es más, las ganancias que obtienen son mínimas porque también dependen de las propinas”, dijo.

 

En la plaza de mercado El Potrerillo los comerciantes y clientes, ayer comenzaron a sentir la escasez de algunos alimentos.

Suben precios

El vocero gremial Alvaro Portilla, quien en la plaza de mercado El Potrerillo se dedica a la comercialización de los diferentes alimentos básicos de la canasta familiar, subrayó que en el centro de abastos comenzó a escasear la arveja. Sin embargo sostuvo que se mantiene el precio de la papa. La carga de las variedades roja y parda cuesta entre $25.000 y $30.000.

Indicó que el huevo tipo A que en las tiendas se comercializaba en $250, la unidad alcanzó los $300.

 

La falta de combustible fue aprovechada en Pasto y otros lugares de Nariño por los vendedores informales.

Por el rebusque

Alberto Bastidas, quien sobrevive del rebusque, manifestó que la falta de combustible fue una buena oportunidad para obtener algunos dineros que le permitirán mitigar algunas de las necesidades de su esposa a hija. “Si bien la venta informal de gasolina no es un delito por la escasez que se presenta, la misma circunstancia hace que se aumente el valor”, apuntó.

“En la subida al barrio Corazón de Jesús y en las afueras de la terminal de trasporte terrestre de Pasto se ofrecía hasta ayer a los conductores de motos y carros interesados en desvararse una botella de gasolina de 350 mililitros en $7.000”, precisó.   

   

Para no vararse en la carretera, en diferentes municipios de la antigua provincia de Obando, los motociclistas se vieron en la necesidad de comprar a los ‘pimpineros’ gasolina de contrabando.

Terminó el abuso

En los municipios de Cumbal y Aldana, los vendedores informales de combustible hicieron su agosto. El vocero gremial Javier Quilismal indicó que los denominados pimpineros hicieron buenos negocios con la venta ilegal de gasolina y diesel ecuatoriano.

“Por un galón de combustible, los vendedores callejeros pedían a los conductores entre $20.000 y $25.000. Por una pimpina que tiene la capacidad de contener 5 galones de gasolina o acpm, pidieron a  los conductores $130.000”, manifestó.

Destacó que ante la obligación que tienen algunos padres de familia para llegar a sus lugares de trabajo, se vieron en la necesidad de pagar los abusivos precios.

Afirmó que desde el miércoles de esta semana, en Cumbal se restringió la movilidad vehicular al sector rural por la falta de combustible. Indicó que ese problema perjudicó a más de 500 habitantes de los sectores de Mayasquer y Chiles, entre otros.

 

 

 

Juan Miguel Narváez

@juanmiguelne