LIKE PrincipalDomingo, Ago 02, 2015.

                 

Se encuentra usted aquí

Pronóstico del Clima

Encuesta

¿Por cuál candidato a la Alcaldía de Bogotá votaría si las elecciones fueran hoy?

Conozca más sobre los aspirantes AQUÍ
 

Inicio de sesión

 

Xilon

Lunes, Junio 4, 2012 - 07:49

 Mauricio Cárdenas P.

 

En el barrio Villa Elisa de Suba

 ASESINADA POR SU ESPOSO

 Las agresiones contra las mujeres no se detienen. Yuri Alejandra Ramírez, de 24 años, fue asesinada por su conyugue, quien llamó a la madre de la víctima para contarle lo que había acabado de hacer.

 

Semidesnuda y acostada sobre la cama en la que muchas veces tuvo encuentros pasionales con el hombre que le quitó la vida: su pareja sentimental por más de ocho años y padre de sus hijos,  fue hallada muerta bajo una sábana blanca y sobre un charco de sangre, Yuri Alejandra Ramírez Martínez, de 24 años de edad.

Antecedentes

Según lo que conoció el Diario EXTRA, Yuri Alejandra, y su presunto asesino, identificado como J.M. Loaiza, de 26 años, mantenían una relación desde hace ocho años, en la cual procrearon cuatro hijos.  Según testigos, los enfermizos celos de Loaiza hicieron esa relación, desde el comienzo, un infierno. El hombre ni siquiera la dejaba trabajar. Le mantenía prohibido que se arreglara. Hace algunos años él la apuñaló en una pierna  porque ella fue a una fiesta familiar.

Desde hace cuatro meses ella había decidido terminar con el amorío. Ya no estaban viviendo juntos. Yuri vivía en con sus hijos en la casa de su madre.  Por su parte Loaiza vivía en una humilde pieza que tenía alquilada en un inquilinato.

El homicidio

El pasado viernes Loaiza, como todos los días lo hacía, a las seis de la mañana fue a recoger a sus hijos a la casa de ex mujer. Ese día él invitó a Yuri a dar un paseo por el barrio. Se comieron un helado, luego la llevó a almorzar. La trató como a una reina. No le peleó.

En las horas de la tarde la mujer se fue para su casa. Él se machó hacia la suya, no sin antes hacerle prometer, que más tarde le llevaría a los niños.

Hacia las ocho de la noche Yuri cumplió su promesa, fue a la casa  de Loaiza en compañía de sus dos hijos menores y aprovechó para llevarle algo de comer.

Cuando el hombre tuvo a su ex mujer dentro de la habitación, delante de sus hijos la golpeó, la amenazó, al parecer, por la escena del crimen, y la forma en que encontraron el cadáver, abusó de ella. Luego la asesinó. Le propinó dos puñaladas, una en el pecho y la otra en la pierna derecha.

Después de asesinarla, tomó a sus hijos y los llevó hacia la casa de su mamá: la abuela paterna de los niños.

Hacia la una de la mañana del sábado, Loaiza llamó a la madre de Yuri. En esa llamada le dijo: “se acuerda que yo le había prometido que iba a matar a su hija. Puede ir por ella, está muerta allá en la casa, yo la maté”

Cuando la Policía llegó al lugar, avisados por la madre de Yuri, tuvieron que tumbar la puerta de la pieza. El cuerpo inerte de la mujer se hallaba desnudo, tapado con una sábana blanca.

Según familiares de la víctima, Loaiza fue capturado hacia las 11 de la noche del mismo sábado, es una información que a la hora del cierre de esta edición se estaba confirmando.